viernes, 8 de junio de 2018

¡A qué sabe la luna? IV


"La luna empezaba a divertirse con aquel juego, y se alejó otro poquito.
La cebra se esforzó mucho, mucho, pero tampoco pudo tocar la luna."

 Dos formas diferentes de dibujar una cebra. La primera para una cebra de cuento, la otra para una cebra más realista.